• Matemáticas, física y astronomía, los aportes de la Compañía a las ciencias en los siglos XV y el XVIII

Para entender los aportes de la Compañía de Jesús a las ciencias en México, la casa editorial Artes de México, en coordinación con la Universidad Iberoamericana, presentó los volúmenes Colegios jesuitas y Los jesuitas y la ciencia. Los límites de la razón, que explican el desarrollo de distintas disciplinas como matemáticas, física y astronomía –principalmente– a raíz de la llegada de los ignacianos al territorio mexicano.

El primer volumen fue comentado por la directora del Departamento de Educación de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, doctora Sylvia Schmelkes del Valle, quien recordó que San Ignacio de Loyola tenía una educación forjada en la Universidad de La Sorbona de París, por lo que consideró ese modelo para los colegios de América, especialmente de México.

Explicó que los colegios jesuitas en la Nueva España estaban dedicados al cultivo de las humanidades y a la investigación científica y tecnológica, y que en sus aulas confluían los saberes de una institución de horizontes planetarios y eran espacios donde se desarrollaban actividades artísticas en torno a un proyecto estético de alcances universales.

Otro de los comentaristas, el doctor Martín Morales, S. J., expuso la historia de la Compañía de Jesus a través de sus estudios científicos. Explicó que el vínculo entre la ciencia y la fe “en donde lo sagrado y lo profano se entrelazan”, fue el estandarte de los jesuitas, pues “lucharon por fundir en una sola a las ciencias nacientes de entonces con la teología y la filosofía”.

Agregó que ello facilitó el trabajo de la Compañía de Jesús, ya que abrió puertas de territorios de difícil acceso. En China, por ejemplo, el estudio de las ciencias hizo que se pudiera evangelizar a la población y recordó que la investigación de cualquier disciplina se considera como un acercamiento a Dios.

La doctora Schmelkes agregó que el modelo educativo de los jesuitas es tan atinado para sus cursantes, debido a que la formación de sus profesores siempre consideró el acercamiento con las artes y con la fe, haciendo entonces una formación realmente integral, como sucede hoy en las universidades confiadas a la Compañía.

El director del Instituto de Investigaciones Artes de México, Alberto Ruy-Sánchez, aseguró que ambos volúmenes son de los más ricos en investigación, dado que se hizo un trabajo recopilatorio exhaustivo en materias que no siempre son tomadas en cuenta.

En la presentación se habló también de la consolidación de cada una de las ciencias como campo de trabajo de los jesuitas de México y de la importancia que tuvieron para ello los claustros donde la Compañía de Jesús se dedicaba al estudio de éstas.

El doctor Alfonso Alfaro, director del Instituto de Investigaciones Artes de México, consideró que las aportaciones de los jesuitas a la manera de ver las ciencias en el país fueron invaluables, debido a que no sólo impactó en el estudio de ellas, sino que se notó además en la organización de la Nueva España y en su configuración económica, que entonces estaba medianamente desarrollada.

Los dos volúmenes de la revista Artes de México dedicadas a los jesuitas en el país, fueron presentados en el Club de Industriales, con el fin de generar un diálogo entre aquellos colaboradores de los números de la revista y la comunidad universitaria, así como con el público en general.

0

Añadir un comentario

Cargando